24 sept. 2018

"El 5G, una oportunidad para Barcelona"

En la edición de "El Periódico" de la semana pasada, (19-septiembre-2018), aparecía un artículo de opinión que redacté, como profesor de la escuela de negocios eada (www.eada.edu) hace un tiempo, sobre las oportunidades que tendría para Barcelona (y lease todo el territorio anexo) la puesta en marcha de proyectos e iniciativas alrededor del 5G.



Aprovecho para compartir, a través de mi blog, el texto del artículo, por si fuera de vuestro interés:
https://www.elperiodico.com/es/opinion/20180918/5g-oportunidad-barcelona-opinion-7041153

Y, por supuesto, cualquier comentario, aportación... será muy bienvenido.

"Muchos de los expertos en tecnologías y economía digital señalan a la utilización masiva del smartphone como el desencadenante principal de la cuarta revolución industrial, lo que nos llevó a acuñar el término de “Transformación Digital”. 

Y seguramente que este dispositivo (el móvil) ha contribuido a buena parte de los cambios que hemos vivido en nuestra sociedad en los últimos años. 

Solo es necesario que nos paremos a pensar sobre todas aquellas actividades y transacciones habituales que llevamos a cabo desde este pequeño aparato: comunicación con todo nuestro entorno y con diferentes aplicaciones, acceso a nuestra información financiera, de salud, el pago en tiendas, el consumo de contenidos multimedia varios, como apoyo a la conducción, la creación y edición de documentos, la gestión de tareas, la realización de trámites administrativos online... 

Y muchas más tareas que hace solo poco tiempo parecían simplemente, impensables. 

 Pero para poder llevar a cabo todas estas acciones de manera rápida, ágil y eficaz necesitamos otro componente igual o más importante que el teléfono: las infraestructuras de comunicación inalámbrica que las soportan y que nos permiten el acceso e intercambio de toda esta información y datos en tiempo real. 

Las sucesivas generaciones de las tecnologías de comunicación inalámbricas (1G, 2G, 3G, 4G, 4,5G) nos han aportado más capacidad de transmisión de datos y de manera más rápida. 

 El 2020 es la fecha señalada para el despliegue comercial del 5G que multiplicará por 100 la velocidad actual del 4G, además de reducir la latencia (el tiempo que pasa entre dar una orden y que el dispositivo la ejecute) a 1 milisegundo. 

 Gracias a estos dos factores (alta velocidad y mínima latencia) junto a la capacidad de poder conectar más dispositivos por metro cuadrado (se prevé que hasta 100), será posible desplegar iniciativas como el Internet de las Cosas (IoT). 

Es decir, facilitar que millones de dispositivos (se calcula que 100.000 millones para el 2025) se conecten a internet e intercambien datos y se comuniquen entre ellos. 

Ello permitirá implementar los hogares y ciudades inteligentes, la conducción autónoma, las operaciones quirúrgicas remotas mediante robots, la digitalización total de los procesos industriales y facilitará el posible análisis de estos datos (Big Data) y el aprendizaje de las propias máquinas en base a estos análisis, lo que llamamos inteligencia artificial. 

 Las regiones que tomen la iniciativa en el desarrollo y experimentación de estas tecnologías partirán con ventaja no solo en el futuro despliegue de estas, sino sobre todo para convertirse en polos de atracción de talento y desarrollo. 

 La iniciativa 5GCity en la que ya hace meses que participan el Ayuntamiento de Barcelona, i2CAT y Cellnex, entre otras, para investigar sobre la posibilidad de tener una red de antenas ‘neutras’ o la reciente alianza 5GBarcelona (con el Barcelona Mobile Capital, i2CAT, el CTTI, Atos o la UPC) presentada hace ya algunos meses para optar a convertir la ciudad en un laboratorio urbano del 5G son fundamentales para reforzar a Barcelona como un hub de innovación digital con el impacto que supondrá en creación de riqueza, actividad profesional o investigación, por poner unos cuantos ejemplos."

21 jun. 2018

Cuestionario III Estudio sobre el nivel de madurez en habilidades digitales España 2018


¿Os animáis a participar en el III Estudio sobre la madurez en habilidades digitales de los directivos es España 2018?

Incluyo la convocatoria y podéis responder en este vínculo: CUESTIONARIO
Sólo os llevará 5'

Muchas gracias

Si no puedes visualizar correctamente este mensaje, pulsa aquí
eada | business school barcelona
¿Eres ya un Directivo Digital?
La nota media de los directivos en dominio de habilidades digitales es 6,1, según el II Informe del Nivel Digital Directivo que realizamos desde EADA Business School en 2017. ¿Habrá aumentado la nota este año?
Este 2018 lanzamos el III Informe, liderado por el profesor de EADA, Ramon Costa, y queremos contar con tu participación.
Con tus respuestas en este cuestionario podremos evaluar los avances de las habilidades digitales de los directivos y mandos directivos en empresas, organizaciones e instituciones.

Estaremos encantados de contar con tu participación.
Dedícanos sólo 5 minutos para responder la encuesta y recibirás el informe completo tras su presentación.



31 mar. 2018

La sociedad de la información en España, 2017

Desde hace ya varios años, la Fundación Telefónica publica, anualmente, el informe sobre la sociedad de la información en España.

Y cada año me marco el ejercicio de revisar el informe y compararlo con los anteriores, para tener una visión de la evolución de las tecnologías digitales en nuestro día a día y confirmar como Internet y estas herramientas se han incorporado en nuestro día a día en todos los ámbitos.

Y cada año publico, també, a través de mis blogs, estos recursos, para darlos a conocer:
Y como no, ya tenemos el de este año, que corresponde, lógicamente a la foto del 2017.

El acceso al video, informe, presentación... están disponibles en la página de la Fundación Telefónicahttps://www.fundaciontelefonica.com/arte_cultura/sociedad-de-la-informacion/

Y comparto, directamente, de Youtube, el video de resumen

1 feb. 2018

Transformación Digital, el gran reto de los directivos


La transformación digital es ya uno de los principales desafíos que tienen actualmente las empresas.

Desde su origen, los sistemas y tecnologías de la información han sido elementos claves para la mejora de los procesos en las organizaciones, aportando productividad, eficiencia y agilidad a su día a día.

Además, han permitido redefinir actividades y modelos de negocio y, en definitiva, han facilitado la evolución las empresas.

 En los últimos años, la eclosión de Internet y la alta y rápida adopción de las tecnologías digitales nos han llevado a un nuevo estadio en la transformación digital de las organizaciones, la llamada 4ª revolución industrial. 

La incorporación masiva de las tecnologías móviles y las redes sociales, la irrupción de herramientas como el Big Data o el Blockchain, la robotización intensiva de nuestras compañías, la incorporación de la Realidad Virtual y Aumentada en nuestros productos y procesos y la aplicación de la Inteligencia Artificial en nuestro día a día, de manera intensiva, entre otras, nos han situado en un nuevo contexto tecnológico.

Esta evolución tecnológica ha conllevado, también, cambios en la manera de organizar el trabajo y los espacios y entornos físicos de las compañías, la digitalización de muchos procesos, la deslocalización del talento y la necesidad de trabajar en red, la aparición de nuevas profesiones y cambios en la manera en que los consumidores se relacionan con las empresas y entre ellos.

Estos cambios sociales, organizacionales y tecnológicos obligan a las organizaciones a liderar su transformación digital para afrontar estos nuevos retos, a adaptarse a las necesidades internas de los profesionales de sus compañías y a dar respuesta a las necesidades de sus clientes y consumidores en un nuevo contexto de relaciones. Y, siempre, sacando el máximo provecho de las tecnologías digitales y las oportunidades que les ofrecen.

Sin embargo, la transformación digital de las organizaciones va más allá de la simple incorporación de herramientas y aplicaciones tecnológicas. Implica revisar, replantear y rediseñar los procesos de comunicación y colaboración internos, la relación con nuestro entorno (clientes, usuarios, proveedores y socios) y replantear los modelos de negocio y la manera de trabajar de las compañías.

En definitiva, supone evolucionar, de manera disruptiva en muchos casos, la empresa.

Sin embargo, el II Informe Nivel Digital Directivo de EADA y RocaSalvatella constata que 1 de cada 2 empresas españolas (51,4%) no dispone de protocolos, política y/o marcos de actuación de sus profesionales en entornos digitales. El estudio también señala que el 48,1% no ha establecido una estrategia multicanal para conversar digitalmente con sus clientes y/o proveedores y sólo el 64,1% asegura haber construido un entorno seguro de intercambio de información y/o transacciones en la relación con clientes y proveedores.

 Y de esta realidad surge la gran cuestión, ¿están los directivos preparados para liderar esta transformación digital en las organizaciones? ¿Son capaces de comprender qué está ocurriendo en el actual entorno digital, de identificar la aplicación práctica y el valor de las tecnologías digitales en los procesos empresariales y liderar el despliegue de la nueva estrategia a todos los niveles? ¿En qué medida los directivos han desarrollado sus habilidades digitales para afrontar esta transformación digital? 

Si atendemos a los resultados del informe vemos que los directivos disponen de un nivel de 6,1 sobre 10 en el desarrollo de habilidades digitales. Es decir, están en una fase de conocimiento pero no de aplicación ‘habitual’ de las tecnologías digitales, competencias y habilidades correspondientes. En este sentido, podemos concluir que están en un estado de “exploración”, pero todavía no han llegado a la “integración” o “incorporación” de estas habilidades en su día a día.

Según el estudio:

  • los directivos suspenden en identificar las mejoras en su organización a partir de las oportunidades que les ofrece el entorno digital. Por tanto, los directivos se sienten capaces de trabajar de manera individual con este conjunto de tecnologías digitales para mejorar su eficiencia y ser más ágiles (buscar información, trabajar en el tercer lugar, usar herramientas de comunicación, poner en marcha canales de comunicación propios en Internet…). Aunque también lo hacen para mejorar su conocimiento y desarrollo personal. 
  • Por el contrario, el estudio pone de manifiesto que les cuesta más aplicar estas herramientas al trabajo en equipo y al liderazgo virtual (comunicación y colaboración en red. 
  • Suspenden claramente cuando tienen que identificar las mejoras en su organización a partir de las oportunidades que les ofrece el entorno digital (la aplicación de las nuevas tecnologías digitales, la optimización de procesos no estructurados…), cuando necesitan mejorar el conocimiento y la relación con sus clientes y consumidores (reputación digital, monitorización de clientes…). O en todos aquellos aspectos relacionados el liderazgo interno en la compañía. 

Por tanto, el gran reto de los directivos actualmente es desarrollar sus habilidades digitales para poder liderar esta evolución estratégica en sus empresas.